Y UNO APRENDE

Coaching personal y laboral

Y UNO APRENDE 2

Y UNO APRENDE

Hoy quiero compartir contigo un poema que un amigo me hizo llegar hace unos días (GRACIAS Helios!!!!!!)

En el enlace que me pasaron, le atribuían los créditos a José Luis Borges. Indagando un poco más sobre el texto y el autor, encontré que el escrito también se lo otorgaban a Shakespeare. Esta incertidumbre aumento mi curiosidad, seguí buscando y finalmente di con su verdadero autor (autora más bien): Veronica A. Shoffstall. Así que antes de empezar, ya he vivido un aprendizaje muy interesante:

Y uno aprende… que es importante dedicar el tiempo necesario a cotejar la fuente!!!!!

 

Verónica escribió este texto en inglés cuando tenía 19 años, y aquí te dejo la traducción.

 

Después de un tiempo uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar el alma.

 Y uno aprende que el amor no significa acostarse y una compañía no significa seguridad y uno empieza a aprender…

 Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos.

 Y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes… y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema.

Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende… y con cada día uno aprende.

Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de quererte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.

Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás deseando no volver a verla.

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes.

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.

Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios, multiplicados al cuadrado.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una tumba, ya no tiene ningún sentido, ya es tarde, nunca dejes que algo te sea demasiado tarde.

Pero desafortunadamente, LO APRENDERÁS sólo con el tiempo…

Veronica A. Shoffstall.

 

 

¿Qué te parece si eres TÚ quien saca las conclusiones de esta lectura?: ¿qué te dice?, ¿cuál es el mensaje para ti?, ¿cómo lo resumirías en una frase?. ¿Con qué estás de acuerdo?, y ¿con qué NO lo estás?.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

2 comentarios

  • Rocio dice:

    Hermosa lectura!!!gracias por compartirla :)
    Particularmente a mi me enseña y me confirma que el tiempo te enseña, que aprendes de tus propias vivencias y que de todo se puede sacar una una lección para así poder seguir construyendo tu camino.
    Pero con el tiempo te das cuenta también que no siempre tienes todo el tiempo del mundo para decir, compartir, abrazar a todas esas personas que ya no están contigo, y que dejaste pasar esa oportunidad para dedicarlo a otras cosas que si podían esperar….
    Muchas gracias por todo!

    • Querida Rocio, muchas gracias por compartir esta preciosa reflexión.
      Yo también he aprendido a disfrutar y VIVIR (con MAYÚSCULAS) el día a día. A dar muchos besos y abrazos (que además, te vienen de vuelta y es GENIAL!!!!), hasta que me duelen los brazos. A decir te AMO, muchas veces al día…..
      Esto me ayuda doblemente:
      1- Resarcirme de los que no di, de lo que no dije, de los …Y Si?
      2- Asegurar que he dado el máximo que podía dar
      3- Este es el PLUS, ¡¡¡¡¡LO BIEN QUE SIENTA!!!!
      Un muy cálido abrazo

Añadir comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies