TANTO QUE APRENDER

Coaching personal y laboral

TANTO QUE APRENDER

TANTO QUE APRENDER

Hoy he tenido un rifirrafe con mi pareja. ¿Motivo?, el resultado de las elecciones en Andalucía y las interpretaciones de este resultado.

Permití que sus calificativos e interpretaciones me llevaran a crisparme.

Aunque yo no paraba de repetirme: “no es nada personal, no lo dice para herirte, ¿por qué permites que te afecte?”, ”es SU interpretación y es muy libre de hacerla, …no tiene que pensar como yo”, “las distintas opiniones enriquecen”…..bla, bla, bla. Sin embargo, no funcionaba, mi crispación seguía aumentando…. Al final (y antes de que fuera a más), lo paré, pedí dejar el tema y cambié el foco.

 

¿Qué pasó?

He analizado lo que pasó por mí para tener estas sensaciones y, sobre todo, qué puedo aprender de este rifirrafe. He sido consciente de:

  1. En lugar de escuchar de forma “limpia” lo que me estaba diciendo, estaba incluyendo mis “ruidos internos” en su discurso. YO estaba interpretando lo que me decía, etiquetando todas sus palabras
  2. Me lo llevé al terreno personal. Sus argumentos los tomé como un ataque contra mis principios y valores.
  3. Al sentirme atacada, empecé a defenderme, es decir, ataqué yo. Si si, de forma sutil, desde cómo me hacía sentir,….. pero clavando la banderilla:

El: ¿Qué te pasa?, ¿estás molesta conmigo?

Yo: Estoy molesta conmigo porque la intolerancia me crispa y quiero aprender a gestionarlo

  1. Paré antes de que fuera a más, con el argumento de que no estábamos sacando nada positivo. Pedí disculpas ya que mi intención no estaba coincidiendo con el resultado, y verbalicé mi aprendizaje: “voy a trabajar en mejorar mi comunicación”. Le pregunté si él sacaba algún aprendizaje de todo esto y con su SI, fue suficiente, no tuvo que verbalizarlo (si quería o no compartirlo era su decisión y lo respeté).

 

¿Qué aprendizajes he sacado?.

  1. Estar atenta a mis ruidos internos, no sólo para trabajar sobre ellos, sino para saber cómo pueden influirme en cualquier conversación. Si no estoy tranquila, sosegada, en paz conmigo, NO me ayuda entrar en temas conflictivos. Puedes pensar: “en ese momento el cuerpo me pide guerra y si suelto, me desahogo y me quedo tranquilo”. ¿Seguro?. Vomitar tu frustración sobre la persona que tienes en frente, ¿ayuda?. Hacer daño con tus palabras a la persona que tienes en frente, ¿ayuda?. ¿Has pensado en los daños colaterales?.

Mi aprendizaje aquí:

No participar en temas “conflictivos” si tengo ruidos internos.

 

  1. Si aun así participo, intentar no llevármelo al terreno personal: “no quiere ofenderme, es su punto de vista. No tengo porque estar de acuerdo, pero si respetarlo, sin más…”. Reconozco que esto es lo que más me cuesta por eso, para mí, lo mejor es quedarme en el punto anterior

Mi aprendizaje aquí:

 Repetirme, NO es contra MI.

 

  1. En las respuestas, evitar adjetivos calificativos y ¡¡cuidado con las etiquetas!!. Si la frase de la intolerancia la hubiera expresado: “estoy molesta conmigo porque hay actitudes que yo veo como intolerancia y me crispan. Quiero aprender a gestionarlo”. Aquí no estoy aseverando que haya intolerancia, sino que yo lo percibo. Me sirve de mucha ayuda pensar en: ¿para qué digo lo que digo?, ¿cuál es el objetivo?. ¿Quiero dañar o quiero curar?.

Mi aprendizaje aquí:

Plantearme ¿para qué digo lo que digo?

 

  1. Me ha gustado parar YO, tomar la iniciativa, pensar en que no me estaba ayudando. Al no ayudarme a mí, no ayuda al NOSOTROS. Me ha gustado parar como he parado, pidiendo perdón porque mi objetivo no era el que se estaba produciendo. Me ha gustado verbalizar mi aprendizaje, compartirlo: “Si, soy humana, y APRENDO”. Me ha gustado sentir el efecto en la otra persona, me ha gustado escuchar que también ha aprendido y que ambos estamos CRECIENDO

Mi aprendizaje aquí:

Mantener el pedir perdón y verbalizar los aprendizajes.

 

Cada día soy más consciente de que tengo tanto que aprender, tanto que cambiar, tanto por lo que disfrutar y tanto por lo que VIVIR!!!!

“Solamente está educada la persona que ha aprendido a aprender y a cambiar.” (Carl Rogers)

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Añadir comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies