ECHO LA VISTA ATRÁS

Coaching personal y laboral

ECHO LA VISTA ATRÁS

ECHO LA VISTA ATRÁS

Sólo me gusta mirar atrás para recordarme, o ser consciente, de todo lo que he conseguido. Lo practico en mis momentos de bloqueo, o de bajón, o de ponerme en duda….

Busco en MI experiencias positivas del pasado, momentos parecidos al actual, donde salí adelante con éxito. Pienso qué es lo que hice en esa situación para que saliera bien, busco mis recursos internos. Están ahí, lo sé. ¿En qué me baso?, en que ya los he utilizado, pero a veces me olvido de ellos.

 

Busco mis recursos internos

 

Recordar esos momentos, lo que hice, cómo lo hice y, sobre todo y ante todo, COMO ME SENTI, me empoderan para seguir adelante. Para saltar el charco (a veces es un rio y toca nadar o construir una balsa), para evitar la piedra o escalar la montaña….en definitiva, para superar los obstáculos.

Siempre va a haber obstáculos, y aunque en el momento que los encuentro ofrezco cierta (o bastante) resistencia a intentar superarlos, lo cierto es que una vez me pongo en marcha (es lo que más me cuesta!!!) parece que los obstáculos se van haciendo más pequeños y esto me motiva a seguir adelante, a dar un paso más, y otro, y otro….hasta llegar al objetivo.

 

Doy el primer paso, y otro, y otro…

 

Es curioso que, muchas veces, el objetivo final no coincide con el previsto, y aquí entra a jugar la capacidad de adaptación, la flexibilidad, ….me voy encontrando con sendas que no esperaba y no me paro, ni me enfado, …al contrario, ¡¡me alegro!!. Sale mi curiosidad de niña ¿a dónde me llevará?. Y lo disfruto, porque son experiencias con las que no contaba, que me enriquecen, que me ayudan a aprender más e incrementar experiencia para futuras ocasiones.

 

Encuentro sendas que no esperaba y sale mi curiosidad de niña

 

Y es en estas futuras ocasiones, que son las ocasiones actuales (es el ahora), donde echo la vista atrás, recuerdo esos momentos, me empodero y sigo adelante, para dar un paso más, y otro, y otro… uniendo pasado, presente y futuro.

Es entonces, en ese preciso instante,  cuando la frase de Emily Dickinson “La eternidad está hecha de AHORAS”, para mi tiene todo el sentido.

 

“La eternidad está hecha de AHORAS”

 

¿Y tú?, ¿has sentido alguna vez algo parecido?. ¿Eres consciente de tus recursos internos?, ¿te gustaría serlo?. ¿Qué necesitas?.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Añadir comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies