CUESTION DE FOCO

Coaching personal y laboral

CUESTION DE FOCO

CUESTION DE FOCO

Hoy me he cruzado con una frase en internet, igual tú también lo has leído “Hay más de seis mil millones de personas en el mundo, ¿vas a dejar que una arruine tu vida”, seguido de un simple apunte “Cuestión de foco ;-)”.

Y así es. ¿Cuántas veces te has dejado llevar por un gesto, un detalle, algo que no te ha gustado y, a partir de ahí…..te has montado una historia (seguro que nada positiva) que te ha amargado el día?. No sé tú, pero yo muchas veces. Cierto que cada vez menos, voy aprendiendo ;-).

Esto es como cuando se va la luz y usas una linterna, ¿verdad que sólo ves lo que TU vas iluminando?. La oscuridad queda alrededor. Intuyes que hay más, o puede que el temor no te permita ni intuirlo, estás en tu mundo, en tu historia.

Sin embargo, cuando vuelve la luz puedes ver todo lo que tienes alrededor, ganas perspectiva, sólo tienes que girar la cabeza hacia un lado y hacia el otro.

Me gusta aplicarme este símil cuando estoy “entrando en espiral”, ¿conoces ese estado?. Es cuando de un pequeño detalle que no te ha gustado, lo vas alimentando, te vas recreando, le pones imagen, luz y sonido…..sólo va a depender del tiempo que le dediques (minutos, horas, días, meses…..), para que se quede en un “uhmmm será cosa mía” o que se convierta en un gran monstruo que te va a robar toda tu energía (ansiedad, estrés, depresión….).

Cómo te decía, a mí, acordarme de la linterna me ayuda. En esos momentos, me digo

“Ey, estás enfocando con la linterna, enciende la luz”,

estas palabras las acompaño con un movimiento de cabeza hacia los lados (de izquierda a derecha y/o de derecha a izquierda) y, GUAUUUU….siento como me voy enfriando, como mi estado emocional se relaja, busco otras opciones y termino por quitarle importancia a “ese detalle” que YO vi y que desencadenó todo.

Con las personas ocurre lo mismo. Estás contento, te has levantado descansado/a, con energía, presientes que hoy va a ser un buen día y…..zas!!!!, te cruzas con el “cenizo” (esa persona, el/ella, que tiene la habilidad de echar por tierra un día perfecto). ¿Conoces a alguien que se corresponda con este perfil?. Seguro que sí.

La próxima vez acuérdate de la linterna. No hombre, no para tirárselo. La idea es que no te amargue el día. Di la frase “Ey, estoy enfocando con la linterna, voy a encender la luz”.

No pongas foco en el “cenizo”, cambia el foco. Mira a tu alrededor, no le permitas que sea el centro de tu día, no le des ese poder, recuerda que te levantaste de buen humor, con energía para zamparte el día, mantén tu propósito inicial…..

Es muy probable, que cuando vea (tras varias repeticiones) que no te afecta su actitud, sirva para cambiar la suya. O puede que no, en cualquier caso, ganas TU y es de lo que se trata, ¿no te parece?.

El coaching como metodología acompañado de herramientas de PNL (Programación Neuro-Lingüística), hacen posible que saques todos tus recursos  para desarrollar el potencial que llevas dentro. ¿Qué puedes perder? y ¿qué puedes ganar?

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Añadir comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies